RM Grupo Automoción


Actualidad
Los 10 peligros de la carretera que superarás con el Hyundai i30
Si sus 140 CV, sus llantas de aleación de 17 pulgadas y su increíble precio no te habían cautivado, el nuevo Hyundai i30 incorpora sistemas de seguridad que marcarán un antes y un después en su segmento.
Escrito el 11/08/2017

Estos sistemas, que tienen como objetivo reducir el riesgo de colisión y atenuar las consecuencias de un accidente, funcionan de manera automática, sin necesidad de que el conductor intervenga. El nuevo “ángel de la guarda” coreano ha logrado combinar mecanismos de seguridad activa y pasiva que nos salvarán de 10 situaciones de peligro muy comunes en la carretera.

1- Colisión por alcance: Con su nuevo sistema de frenado de emergencia (AEB) el coche se detendrá automáticamente al detectar una gran diferencia de velocidad con el vehículo de delante. El AEB actúa en tres frases: primero avisa al conductor acústica y visualmente, a continuación, toma el control del sistema de frenado y, por último, aplica la fuerza de frenado máxima justo antes de la colisión.

2- Atropello: El AEB también evita colisiones por atropello. Funciona igual que en el caso anterior, frenando automáticamente ante un posible alcance. En estos casos, el AEB puede suponer una diferencia vital, pues en el caso de impacto, la probabilidad de herir de muerte a un peatón desciende un 70% al pasar de 50 a 30 km/h.

3- Salida marcha atrás con poca visibilidad: Utilizando el sistema de alerta de tráfico trasero, el i30 realiza un escaneo de 180 grados y avisa automáticamente al conductor si detecta un vehículo en las inmediaciones.

4- Dormirse al volante: El novedoso mecanismo de alerta de atención del conductor (DAA) analiza diversos patrones como el ángulo de dirección, la posición del vehículo en el carril o las horas de conducción. Una vez hecho esto, el coche examina el comportamiento del conductor y le avisa si detecta una conducta no atenta.

5- No mantener la distancia de seguridad: Con el control de crucero inteligente (SCC) el i30 nos permite mantener una velocidad y una distancia constante con respecto al vehículo que tenemos delante, sin necesidad de pisar ningún pedal, lo cual nos puede ahorrar más de un disgusto.

6- Vehículo en ángulo muerto: Con su nuevo detector de ángulo muerto, el Hyundai detecta los coches de la “zona muerta” y nos avisa visualmente con una luz en los retrovisores, además de con un pitido en el caso de tener los intermitentes accionados.

7- Cambio de carril peligroso: Utilizando el mismo sistema que anteriormente nos avisaba de los peligros del ángulo muerto, el coche nos avisa si detecta que la maniobra de cambio de carril no es segura, como por ejemplo, si detecta otro vehículo circulando a gran velocidad por dicho carril.

8- Salida de la vía: Los sistemas de mantenimiento en el carril, LDUS y LKAS, avisan al conductor ante una posible salida del carril y corrigen el rumbo, respectivamente, antes de que el vehículo pise la línea blanca.

9- Circular a una velocidad inadecuada: Con su función de información de límite de velocidad (SLIF) el nuevo Hyundai nos mantiene constantemente al tanto de la velocidad máxima permitida en la vía por la que circulamos.

10- Visibilidad insuficiente en conducción nocturna: Gracias al sistema de asistencia de las luces de carretera (HBA) el i30 detecta los coches que se aproximan de frente y los que circulan por delante de nosotros, lo que le permite alternar entre las luces largas y las de cruce de manera automática.

 

Galería de imágenes
Busca tu coche
Tipo de vehiculo
Segmento
Precio
Texto libre
Suscribete al newsletter
Logotipo RM Grupo | Automoción